Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

APEGO

Publicado: 3 de Octubre de 2019

Todos nacemos con una disposición genética para establecer apego con nuestros cuidadores fundamentales. Para emitir conductas que nos permitan llamar la atención de esa figura, normalmente mamá o papá, que nos cuida, que atiende nuestras necesidades y nos provee de afecto y seguridad. Cuando un bebé siente hambre, llora y de esta manera consigue que su cuidador(a) acuda a su lado y resuelva esa sensación incómoda.

El sistema de apego temprano está programado para motivar al niño a buscar proximidad, recurrir al progenitor en momentos de malestar para ser consolado y protegido. Algunos autores afirman que la figura de apego es un “lugar seguro”, desde el cual el bebé protegido explora el entorno y al cual puede volver cuando está cansado, agobiado o en peligro o necesidad.

El bebé busca seguridad y confort en la relación con la persona que le cuida. El apego es seguro si lo consigue, el apego es inseguro si no lo consigue.

¿Cómo cuidamos a nuestros peques? ¿de una manera constante, sensible, disponible? o ¿aleatoria, crítica, resignada?. ¿Cómo nos cuidaron a nosotros?

Silvia Bautista. Psicóloga. Collado Villalba. Madrid.

haz clic para copiar mailmail copiado